Un cuento de hadas para adultos: “Cincuenta Sombras de Grey”

A ver, cómo les explico…

1d83698d882974d774537dbedd004209Recuerdo que cuando estaba chiquita me encantaba imaginarme que podía traer a gente del pasado y platicar con ellos sobre temas de los cuales los consideraba expertos, esto era desde escritores de cuentos, pasando por dioses de diferentes mitologías, hasta científicos, me imaginaba platicando con ellos, una platica que más tenía de interrogatorio que de otra cosa.  Y bueno les cuento esto porque ahora, que ya no estoy peque, he “recaído” y moriría por poder sentarme a platicar con Donatien Alphonse-François de Sade, mejor conocido como Marqués de Sade, quien gano su fama por escribir sobre, lo que en su tiempo, eran ideas retorcidas, desviaciones sexuales, además de haber sido acusado de otros crímenes, logrando que pasara su vida entre cárceles y en dos ocasiones internado en Manicomios, muriendo en uno de ellos, todo precisamente a sus ideas y su estilo de vida licenciosa . Y porque no tener sentado al lado a Leopold von Sacher-Masoch, escritor austriaco, que gracias a su apellido inspiro la palabra “Masoquismo” y que corrió con mejor suerte que el Marqués de Sade a lo largo de su vida y a quien también me encantaría hacerle la misma pregunta.

Y bueno, mi pregunta en este caso sería solo una: Marqués de Sade y Dr. Von Sacher-Masoch ¿cual es su opinión de “50 Sombras de Grey”? y creo que morirían del chiste.

Por qué traigo este tema, les cuento que por pura disciplina leí el libro, sentí que tenía la responsabilidad de hacerlo, y a lectura me costo, más de lo que me imagine, en general porque es uno de los libros más aburridos que he leído hasta la fecha y más carente de cualquier cosas que se le parezca a una historia.  ¿Para qué lo leí? pues tenía tantas mujeres llegando a mi consulta que utilizaban el libro para explicarme lo insatisfechas que estaban en sus relaciones de pareja o matrimonios, y como estaban considerando a raíz de esto terminar para ir en busca de su Christian Grey, porque querían esa vida “plena” y llena de excitación que había descubierto en el libro… porque querían ser la sumisa de alguien y que ese alguien fuera Christian Grey o en su defecto alguien que tuviera alguna de sus características, entre las cuales enumeraban como indispensable: adineradisisimo, guapo a más no poder, joven y controlador.  A todo esto me llamo la atención que ninguna menciono entre las características “que disfrutará del masoquismo”.

Así que como un acto de disciplina me senté a leer el libro, sobre el cual no tenía muchas expectativas y que al final me parece una novelita, sin nada interesante y solo sexo bastante explicito.  Todo esto hace que quienes lo leen o la mayoría, fantasee con esta vida que raya lo absurdo y que aquí cito a Honoré de Balzac que decía:

“Es más fácil quedar bien como amante que como marido; porque es más fácil ser oportuno e ingenioso de vez en cuando que todos los días”.

Mi problema no es bajo ninguna circunstancia el contenido del libro, creo firmemente que para gustos los colores, tampoco en si a mi me parece o no digno de leer, no soy critica literaria ni creo tener los conocimientos para tan siquiera fingir que lo soy.  Lo que me alarma es que seamos tan propensos a que se nos borre la raya que separa la realidad e la fantasía y pongamos en jaque una relación con un tipo que al fin y al cabo es un pinche mortal con defectos y cualidades, por un “príncipe azul para adultas”, porque al final es lo mismo de siempre, el cuento de hadas de la mujer desvalida, la cual debe estar totalmente agradecida de que este hombre, al cual cree no merecer, pose sus ojos (o ganas en este caso) en ella.

Les repito, no es la novelita, es nuestra capacidad de mandar por el tragante la vida real y empezar a compararla con cosas que a todas luces son fantasías, obviamente la realidad se nos queda corta y nos parece deficiente, no importa que tan buena sea, nuestra fantasía o la historia que logremos tejer en nuestra cabeza siempre será descomunalmente mejor.

¿A qué me refiero?¿Qué por que opino que nos cruzamos la línea con tanta facilidad? Pues so es sencillo, se lo expongo:

  1. Empezando el libro tenemos a una mujer de 23 años, virgen, que asegura que está teniendo el mejor sexo de su vida. Y mi pregunta es el mejor sexo ¿comparado con qué?  Creo que esta historia se vale mucho de hacernos recordar las sensaciones de “nuestro primer amor”, como lo es en este caso Mr. Grey de la Srita. Steele.  Yo opino que el recuerdo del primer amor de casi todo el mundo es fantástico, claro que usualmente cuando vamos al momento en que apareció ese primer amor nos bastaba que nos pareciera guapísimo para que lo viéramos como material para pasar el resto de nuestras vidas, estábamos en esa edad en que a quien le importa si el tipo tiene conversación o no, además que si no quiere trabajar no sabes cómo eso es problema tuyo si te parece de lo más lindo que quiera salvar a los canegues de la extinción, etc., etc., etc.  Y gente todo esto esta bien… ¡pero a los 16 años! no pretenda que si es una adulta le va a alcanzar lo que era capaz de brindarle su primer amor, y si le alcanza… Ud. tiene un problema.
  2. Cuando investigamos un poquito, dista mucho el sadismo de lo que pinta Christian Grey, si mi esposo me dijera, “no me parecen tus jeans (que tengo desde los 16 años más o menos) vamos que te llevo de compras y te lleno el armario de ropa nueva”, mi respuesta también sería “Si Señor” y si todavía me pide que le diga “Amo” pues no me lo pienso dos veces.
  3. En cuando al masoquismo que propone Anastasia Steele, pues, y quién no sería sumisa si las ordenes consisten en subirse a un jet propiedad del flamante tipo que te quiere encajar la dentadura, para poder llegar al lugar donde te ha invitado a cenar; o como no ser sumisa ante la orden de aceptar un Ferrari rojo último modelo o aparatos de punto en tecnología, y quién no dice “Si Señor” cuando se trata de pasar el fin de semanas es este apartamento espectacular… si fuera así la gran mayoría tendríamos material de sumisas.
  4. “Pero como el amor lo puede todo”… y entonces Anastasia Steele ,a un tipo que aaaaaama con locura, después de haber interactuando con él un par de veces por un número reducido de horas, a punta de amor lo va a cambiar; porque claro que no le atrae la idea de que solo sea sexo y del rudo, ella quiere una relación, pero como todos los cuentos de hadas ella es capaz de convertirlo en casi otra persona, por todo el amor que siente.  Saben que a la fecha hay miles de mujeres que se casan pensando lo mismo y no conozco a ninguna que le salga bien.  Es decir, que a estas alturas del siglo todavía podemos pretender que a punta de amor vamos a convertir a esta persona en alguien más, porque ese alguien más nos parece más atractivo que quien es en realidad… pero y no es tan fácil como que si no le gusta tal como es ¿tal vez no debería estar con él?
  5. Bueno y a todo esto, que nadie más se ha percatado de que Christian Grey tiene mommy issues… ¿desde cuando eso hace tan deseable a un hombre?
  6. Mucho se habla también lo de sano de la curiosidad que se despierta en Anastasia Steele sobre su vida sexual y esto se atribuye a todo el tema del sadismo que le plantea Grey, pero y no es tan fácil como que Anastasia Steele tenga curiosidad solo porque se le propone experimentar algo nuevo, que desde mi punto no es el sadomasoquismo, si no la vida sexual en si.

Y bueno yo quiero pensar que este tema tiene un final alterno en el que Christian Grey y Anastasia Steele van a terapia, el primero a resolver sus mommy issues y la segunda sus problemas de autoestima, luego cada uno vive feliz para siempre, en su onda y por separado.

Al final mi punto no es una critica al libro, ni al gusto de nadie por este tipo de lecturas… mi critica es a que no se nos borre la raya que divide la realidad de la fantasía.

cat