Para Salud Mental: Propósitos.

A ver, cómo les explico…

Sé que cada año nos trae retos nuevos, nos pone ante diversas situaciones y viene lleno de toda una serie de variables que, a pesar de que no están en nuestras manos, nos afectan positiva o negativamente. Pero, también pienso que cuando estamos a un ratito de terminar uno y empezar el otro, el recuento es lo que da la etiqueta de mal o buen año, y ese recuento debería ir muy fundamentado en como nos levantamos y seguimos, en el esfuerzo que nos tomaron ciertas cosas, qué tanto crecimos y aprendimos, todo esto no surge de las situaciones que se presentan en el año, surgen de las decisiones que vamos tomando ante cada una de ellas, de las cuales si somos responsables.

Precisamente por eso hoy les dejo varias propósitos, no porque vamos arrancando el 2020, ya que que creo que deberíamos plantearnos (y replantearnos) propósitos durante todo el año, pero ya que para mucho empezar un año tienen un simbolismo especial y los inspira, estos les servirán para mantener su valiosa Salud Mental:

Que este año duela el cuerpo por hacer ejercicio, en vez del corazón por elegir personas equivocadas.

Dejar de plantearse propósitos solo al final de cada año.

Dejar de estar en guerra con Ud mismo.

Que el objetivo siempre sea tener una Vida que se sienta bien, en vez de que solo se vea bien

Tener presente que quienes realmente lo quieren nunca le van a pedir que se deje de querer a Ud mismo.

No solo sonreír para las fotos.

Ser tan feliz, exitoso, libre, etc como en sus redes sociales… o ser más congruente en sus redes sociales.

Que su yo de principios de año no se preocupe tanto por cosas que muy probablemente no sucedan.

Recordar que sus fracasos sacan moretones, pero no debería convertirlos en tatuajes.

Enfocarnos en “ser”, en vez de desvivirnos por “parecer”.

Recordar seguido que no vivimos solo una vez, vivimos todos los días, a veces vivimos hasta varias Vidas en el tiempo que tenemos de Vida… lo único que si hacemos una sola vez es morirnos.

Entender la diferencia entre necesitar y querer.

Que los productos, situaciones y gente que elijan cumplan con el requisito de “no ser tóxicos”.

Trabajar para vivir, teniendo presente que el dinero es un medio, no un fin.

Que tengamos presente que la salud mental si predice su futuro, el horóscopo no… así que a dejar de perder el tiempo leyendo el horóscopo, mejor invierta en Salud Mental.

Que pensar, leer y comer sano los hagamos hábitos.

Que logre dejar de sentirse como a un extraño y se conozca lo suficiente para responder a preguntas como ¿qué quiere? O ¿en qué es bueno?

Dejar de delegarle tanto a la motivación y empezar a delegar más a la disciplina.

Entender que todo es temporal, lo bueno, lo malo, nosotros.

Dejar de hacer listas eternas de las personas que le deberían pedir perdón, mejor empiece a perdonarse a Ud. mismo.

Entender que enojarse menos es igual de efectivo que el botox para evitar las arrugas.

Entender que reír con ganas nos pone más guapos que tener dientes perfectos.

Que entendamos que los trastornos mentales son más reales que el desayuno de influencer.

Cada vez que se queje, también agradezca.

Que a todos nos entre en la cabeza que la vida funciona como en un avión, que cuando pierde presión la cabina es primero uno el que debe ponerse la mascarilla de oxígeno para poder ayudar a los demás… al revés no funciona.

Siempre sepa Ud. (mejor que Google) lo que anda buscando.

Que entendamos que este año, como todos, lo importante no es la mano de cartas que nos toco, sino como decidimos jugarla.

¡Haga de este 2020 un buen año!